Día del maestro

El día viernes 3 de julio se celebró el homenaje a los docentes del plantel, los estudiantes se prepararon bien para regalarnos un momento agradable, vaya que si se esmeraron pero lo que no les ayudó fué ese equipo que contrataron, no se entendía nada, que pena.
Los números estaban agradables, se notaba cariño, gracias a mis alumnos que me agazajaron, gracias por tanto cariño, por esos abrazos efusivos, eso me impulsa a mejorar, a pensar en ustedes, a seguir sus huellas, esas huellitas llenas de cariño, de inseguridades, a veces de tristeza, pero casi siempre llenas de alegría, gracias por esas esperas en la puerta de la clase que me llenan de satisfacción porque me siento querida, extrañada, que les puedo decir cuando me piden que les lea “Mi planta de naranja lima” y sentirles que no quieren dejar de leer, que quieren sentir, vivir lo que sucede en la lectura, a veces lloramos, nos emocionamos con la vida de Zeze, cuántos Zezes habrán? no lo sé pero lo que sí sé es que les gusta leer comnigo, eso me alegra, me alegra compartir momentos alegres y tristes con ustedes.

Leave a Reply

!Sé el primero en comentar!

  Subscribe  
Notifiquenme cuando haya